Síguenos Facebook Twitter YouTube Google +

Fisi(on) La red Nº1 de Fisioterapia

902 200 275Te llamamos GRATIS

Nubes

Dolencia concreta

LESIÓN MUSCULAR

¿QUÉ ES?

Las lesiones musculares son muy frecuentes en el mundo del deporte, especialmente en el fútbol. Este tipo de lesiones suponen más del 30% de todas las lesiones que se producen. La mayor parte de las lesiones musculares son leves aunque un porcentaje cercano al 10% las denominamos graves, pues pueden ocasionar secuelas importantes. 

Existen distintos tipos de lesión muscular en función de la gravedad de la misma, y cuya sintomatología va a ser muy diferente. Estos tipos son:

  • Contusión muscular: Producida por una fuerza exterior sobre el músculo, es lo que conocemos como ‘bocadillo’.
  • Calambre muscular: contracción muscular involuntaria, intensa y dolorosa de varios grupos de fibras.
  • Contractura muscular: aumento en el tono de un grupo de fibras musculares
  • Distensión muscular: Estiramiento muscular por encima de sus límites
  • Rotura de fibras: Se produce cuando el estiramiento del músculo es muy intenso, dando lugar a una contracción muscular brusca contra resistencia y produciéndose la rotura de fibrillas musculares. Es lo que conocemos como tirón muscular.
  • Desgarro muscular: rotura de varias fibras musculares o por la rotura parcial del músculo, siendo el mecanismo de lesión muy similar al de la rotura de fibras.


Causas

  • Técnica incorrecta gesto deportivo
  • Excesivo trabajo muscular
  • Temperatura (frío o calor extremo)
  • Cambio de equipo técnico y médico en el equipo
  • Cambios en la superficie de entrenamiento
  • Desequilibrios musculares
  • Traumatismos directos
  • Fallos de coordinación
  • Frenadas bruscas
  • Otras causas como la mala hidratación, mala alimentación, infecciones, falta de descanso…


Sintomas

  1. Contusión muscular: La sintomatología consiste en una zona inflamatoria con o sin hematoma, y con dolor tanto en reposo y como a la movilización.
  2. Calambre muscular: La sintomatología se caracteriza por un dolor agudo que cede al estirar pasivamente el músculo. Es frecuente que quede un pequeño dolor residual posterior.
  3. Contractura: dolor a la palpación y disfunción a la contracción posterior a la realización de actividades deportivas. Puede doler parte o la totalidad del músculo afectado tanto en reposo como en la elongación. Aparece de forma súbita y se mantiene varios días. La persona tiene como una bola y al tacto siente como un salto en el músculo. Existe una limitación en la función del músculo, puede ser leve, moderada o severa, dependiendo del número de fascículos afectados.
  4. Distensión muscular: No se produce lesión anatómica. La exploración es normal. No produce sintomatología excepto el dolor implicado al hacer trabajar el músculo. No hay dolor en reposo.
  5. Rotura muscular: La sintomatología consiste en un dolor intenso localizado "a punta de dedo", es decir localizado en un punto concreto, en ocasiones con un pequeño nódulo correspondiendo al hematoma producido. Produce impotencia muscular y el dolor se produce tanto en reposo como a la movilización.
  6. Desgarro muscular: La sintomatología consiste en un dolor muy intenso con impotencia funcional inmediata de todo el miembro afectado. El deportista nota como un golpe o pelotazo en la zona afectada. La exploración es muy dolorosa con tumefacción blanda e inflamación del miembro afectado, y un gran hematoma. Se visualiza una depresión en "hachazo" en la zona afecta.


Tratamiento indicado para ayudar contra la LESIÓN MUSCULAR

  • En todos los casos, en el momento de la lesión, método RICE
  • Medicación antiinflamatoria convencional / homeopática
  • Crioterapia
  • Terapia manual, masaje cyriax
  • Terapia miofascial
  • Terapia neuromuscular
  • Vendaje funcional
  • Vendaje neuromuscular
  • Electroterapia (Ultrasonidos, onda corta…)
  • Electrolisis percutánea
  • Diafibrolisis percutánea (ganchos)
  • Punción seca
  • Acupuntura
  • Osteopatía
  • Electroestimulación
  • Ejercicios de estiramiento específicos
  • Ejercicios de potenciación específicos
  • Ejercicios de propiocepción específicos
  • Mejora de la calidad del músculo: resistencia, velocidad, pliometría, de manera progresiva
  • Reproducción del gesto deportivo


Diagnóstico

El diagnóstico de las lesiones musculares se basa en la clínica, fundamentalmente en la sintomatología y especialmente en la anamnesis del mecanismo lesional, y en la exploración física. Los estudios de imagen mediante la ecografía musculoesquelética y la resonancia magnética (RM) son complementarios, a pesar de que cada vez pueden ser más útiles a la hora de confirmar un diagnóstico y sobre todo emitir un pronóstico.

Preguntas Frecuentes

La mayoría de las lesiones musculares se dan en los isquiotibiales (parte posterior del muslo), cuádriceps (parte anterior) y gemelos.
El calentamiento es capital para evitar lesiones de cualquier índole. Los lunes, las clínicas de fisioterapia están llenas de ?domingueros?. Un calentamiento previo adecuado y una vuelta a la calma tras el partido harán que tu cuerpo soporte mejor los esfuerzos.
Oscila mucho según el tipo, localización y extensión del desgarro. Las roturas no muy grandes curan en 2-3 semanas y los desgarros moderados-severos pueden llegar a necesitar hasta 6-8 semanas.