Síguenos Facebook Twitter YouTube Google +

Fisi(on) La red Nº1 de Fisioterapia

902 200 275Te llamamos GRATIS

Nubes

Dolencia concreta

LUMBALGIA

¿QUÉ ES?

El lumbago o lumbalgia, es el dolor en la parte baja de la espalda o zona lumbar por alteraciones de las diferentes estructuras a ese nivel y es una de las lesiones más típicas que sufren los ciclistas.

La gran mayoría de las personas han padecido dolor de espalda en algún momento de su vida y con mayor frecuencia, a medida que envejece. En el mundo del deporte se sigue también esta tónica, si bien a medida que la actividad física es más exigente aumenta la incidencia y gravedad de la lumbalgia.

Causas

  • La lumbalgia por sobreesfuerzo del ciclista puede venir normalmente por los siguientes factores:
  • Reglaje inadecuado de la bicicleta y posición errónea del ciclista.
  • Dismetrías en los miembros inferiores.
  • Desequilibrios musculares
  • Alteración de curvas fisiológicas de la columna
  • El trabajo excesivo en flexión de tronco durante muchos kilómetros.
  • Otras causas no tan relacionadas con la práctica deportiva pueden ser el sedentarismo, los traumatismos, el estrés, la falta de tono lumboabdominal, enfermedades degenerativas, mala higiene postural…

Sintomas

  • El dolor de espalda varía. Puede ser intenso o punzante. Puede ser un dolor sordo, fijo o sentirse como un espasmo muscular.
  • Los deportistas que sufren de lumbalgia pueden experimentar lo siguiente:
  • Intensificación del dolor en la práctica deportiva.
  • Agravamiento de los síntomas al coger peso, inclinaciones, permanecer mucho tiempo en la misma posición.
  • Posibilidad de extensión del dolor hacia la nalga, o también hacia la pierna.
  • Dolor a la palpación y al movimiento en la parte baja de la espalda.
  • Posible inflamación de tejidos de la parte baja de la espalda.

Tratamiento indicado para ayudar contra la LUMBALGIA

  • Evitar el reposo. Para acelerar la recuperación y reducir el riesgo de que se repita en el futuro, es importante que el paciente evite el reposo en cama y realice un reposo activo.
  • Actividad física: El paciente debe mantener el mayor grado de actividad física que le permitan sus molestias. El ejercicio no está recomendado en plena crisis de lumbalgia, pero sí cuando el dolor perdura más de seis semanas.
  • Terapia farmacológica, ya sea medicación homeopática o convencional
  • Escuela de espalda
  • Pilates terapéutico y otras técnicas de movimiento
  • Terapia manual
  • Terapia miofascial
  • Terapia neuromuscular
  • Programa de tonificación muscular
  • Ejercicios de estabilización lumbopélvica (ejercicios integrados de musculatura abdominal, espinal, suelo pélvico, glúteos y musculaturade la espalda)
  • Electroterapia antiálgica (Micro-ondas, onda corta, TENS, infrarrojo, Ultrasonidos…)
  • Crioterapia, termoterapia
  • Acupuntura
  • Movilización articular
  • Vendaje neuromuscular
  • Ergonomía postural
  • Osteopatía
  • Evitar cargar con objetos pesados
  • Utilizar zapatillas de ciclismo adecuadas
  • Estudio del pedaleo

Diagnóstico

Anamnesis y exploración física por parte del profesional. Un examen médico cuidadoso

probablemente no indicará la causa exacta de su lumbalgia, aunque sí descartará cualquier problema médico grave.

Existen pruebas que pueden ayudar a confirmar su diagnóstico:

Radiografías. A pesar que sólo visualizan huesos, una simple radiografía puede ayudar a determinar si usted tiene las causas más obvias de dolor de espalda. Mostrará huesos rotos, cambios por envejecimiento, curvas o deformidades.

Resonancia Magnética (MRI). Este estudio puede crear mejores imágenes de tejidos blandos, como músculos, nervios o discos vertebrales. Las condiciones como hernia de disco o una infección son más visibles en una imagen por MRI.

Prueba de densidad ósea. Si la osteoporosis es una inquietud, su médico puede que ordene una prueba de densidad ósea. La osteoporosis debilita al hueso, el cual puede fracturarse fácilmente. La osteoporosis en sí misma no causa el dolor de espalda, pero las fracturas en la columna sí pueden hacerlo.

Preguntas Frecuentes

Una de las opciones más recomendables es el Pilates Terapéutico, mezclando ejercicios básicos de esta terapia con técnicas de movimiento de fisioterapia y estiramientos, aprendiendo a llevar el concepto de activación de musculatura profunda a los entrenamientos en bicicleta.
Situar la altura del sillín de manera adecuada, puesto que si está alto puede generar una hiperextensión de la zona lumbar. Y, en cuanto a la posición del pie, cuando se utilizan desarrollos largos se retrasa el taco generando un adelantamiento del pie, lo que causa una alteración del golpe del pedal, fatiga del cuádriceps y lumbalgia por esfuerzo.
A pesar de que el uso de la bicicleta está aconsejado para la rehabilitación, puesto que reduce las cargas sobre la columna vertebral y extremidades inferiores, cuando nos encontramos en situaciones anómalas, pueden provocar dolor e incapacidad de estas estructuras. Sería recomendable hacer un reposo activo, por ejemplo con terapia acuática, que tampoco le generaría mucho estrés a esa zona.