Síguenos Facebook Twitter YouTube Google +

Fisi(on) La red Nº1 de Fisioterapia

902 200 275Te llamamos GRATIS

Nubes

Dolencia concreta

PUBALGIA

¿QUÉ ES?

La Pubalgia, también conocida como “osteopatía dinámica de pubis” ó “entesitis pubiana”, dolor referido en la zona del pubis. 

Este dolor difuso se desarrolla  durante semanas o meses;  primero se presenta al realizar actividades deportivas y después se asevera y se presenta en la realización de las actividades normales de la vida diaria. 

Por lo general el dolor se provoca por una hipermovilidad de la sínfisis púbica

Su incidencia es mayor en los varones, principalmente ya que las actividades que suelen desencadenar una pubalgia son llevadas a cabo más por hombres que por mujeres, las diferencias morfológicas entre sexos no influyen mucho en el desarrollo de una pubalgia.

Normalmente el origen de la pubalgia es deportivo, pero en un 10% de los casos se debe a una Osteoartropatía Pubiana consecuencia de un traumatismo o agresión en la sínfisis púbica.

Causas

Hay una serie de factores que inciden en el desencadenamiento de una patología pubálgica.  Se han dividido en dos grandes grupos: 

Factores intrínsecos: 

  • Acortamiento de los miembros inferiores
  • Displasia de cadera
  • Hiperlordosis Lumbar
  • Espondilolisis
  • Deficiencias de la pared abdominal

Factores extrinsecos: 

  • Mala calidad del terreno deportivo (resbaladizo o pesado)
  • Sobreentrenamiento
  • Mala programación del entrenamiento
  • Mala realización del calentamiento y estiramiento deportivo

 

Sintomas

 

  • Dolor en la región subpubiana, pubiana o suprapubiana
  • Dolor a la palpación en la zona de los músculos aductores, abdominales o en la sínfisis púbica. 
  • Contracción isométrica de músculos aductores dolorosa
  • Dolor al estiramiento de músculos aductores
  • Dolor a la  movilización de  la sínfisis púbica
  • Dolor exacerbado al toser o estornudar en el abdomen

 

Tratamiento indicado para ayudar contra la PUBALGIA

En los casos en que podamos identificar las causas intrínsecas que hayan contribuido a la pubalgia (problemas lumbares, alteración de la articulación de la cadera…) hemos de corregir estas causas para evitar que el problema se cronifique y fracasemos en el tratamiento.

Trabajo isométrico de adductores, abductores, recto anterior abdomen y oblicuos.

Elongación por posturas excéntricas de isquiotibiales, abdominales, adductores y psoas (los estiramientos analíticos suelen ser demasiado dolorosos).

Normalización de la estática y mecánica del pubis, columna dorsolumbar-lumbosacra, articulaciones sacroilíacas y miembros inferiores.

 

  • Electroterapia (EMS, US, magnetoterapia, láser, onda corta…)
  • EPI (Electrolisis percutánea intratisular) y PRP (enriquecimiento plaquetario), para obtener una reparación del periostio de la sínfisis púbica o de las entesis.
  • Infiltraciones de corticoides en puntos dolorosos (limitar su indicación)
  • Masoterapia, cyriax
  • Crioterapia
  • Medicación: antiinflamatorios convencionales, homeopatía, fitoterapia…
  • Control de peso, hidratación adecuada.
  • Cese de la actividad deportiva si la hubiera
  • Tratamiento quirúrgico si el tratamiento convencional fracasa. Con resultados favorables y vuelta a la actividad deportiva 2-3 meses más tarde.

 

Diagnóstico

Su fisioterapeuta:

  • Llevará  a cabo una evaluación exhaustiva, que incluye una revisión detallada de su lesión, sus síntomas y su historia clínica.
  • Realizará pruebas especiales para ayudar a determinar si usted tiene una lesión en la ingle o el pubis.
  • Puede usar pruebas adicionales para evaluar posibles daños a otras partes de su cuerpo, como la cadera o la zona lumbar.

Para proporcionar un diagnóstico definitivo, el fisioterapeuta puede colaborar con su médico. El médico puede ordenar otras pruebas, como una resonancia magnética (RMN) o una radiografía para confirmar el diagnóstico y descartar otros posibles daños.

Preguntas Frecuentes

La hipermovilidad de la sínfisis púbica puede ser debida a: Laxitud en los ligamentos pubianos; Desequilibrio muscular entre Aductores y Recto Anterior del Abdomen; Déficit de movilidad en la articulación coxo-femoral y en la sacro-iliaca; Aumento de las fuerzas de cizallamiento en la sínfisis púbica; Anteversión pélvica (hiperlordosis lumbar, etc.)
Se da sobretodo en deportes con aceleraciones, desaceleraciones y cambios de dirección bruscos, como el fútbol, el tenis, el atletismo (triple salto, carreras con obstáculos), ski y en todas aquellas disciplinas en que se debe tratar de mantener la estabilidad por lo cual se fuerza la musculatura de la región inferior del abdomen y los adductores, tales como jugadores de rugby, ciclistas y levantadores de peso.
No, en el período agudo es contraproducente hacer ejercicios abdominales, pero en personas sanas o cuando ya ha pasado el momento crítico de la lesión sí que están indicados.
Los siguientes consejos pueden ayudarle a prevenir la pubalgia: Aumente la intensidad de la actividad o del deporte poco a poco, no de golpe. Evite realizar cargas de trabajo excesivas en los entrenamientos y siga un programa de entrenamiento progresivo. Siempre caliente antes de comenzar un deporte o un ejercicio físico intenso. Siga un programa de ejercicios de fuerza y de flexibilidad para mantener una buena condición física durante todo el año. Use calzado bien adaptado y en buenas condiciones.